dom. Nov 17th, 2019

Oposición da 48 horas a Evo Morales para presentar su renuncia

Líderes de grupos cívicos bolivianos de ocho departamentos reunidos en la ciudad oriental de Santa Cruz decidieron este sábado dar 48 horas al Presidente Evo Morales para renunciar a su cargo y enviaron una carta a las Fuerzas Armadas para que se unan a su lucha.

La Paz, Bolivia.- La elección de Evo Morales para un cuarto periodo consecutivo como Presidente de Bolivia, ha generado una respuesta radical en diversos sectores de la sociedad boliviana, oportunidad que aprovecha la oposición para exigir su renuncia.

Líderes de grupos cívicos bolivianos de ocho departamentos reunidos en la ciudad oriental de Santa Cruz decidieron este sábado dar 48 horas al Presidente Evo Morales para renunciar a su cargo y enviaron una carta a las Fuerzas Armadas para que se unan a su lucha.

“Decirle al tirano que tiene 48 horas para renunciar“, expresó el líder del Comité Cívico Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, ante miles de personas que se congregaron la noche de este sábado a los pies del cristo Redentor en la ciudad de Santa Cruz.

Camacho manifestó que Evo Morales tiene ese periodo de tiempo para presentar su renuncia y que el lunes por la noche se volverán a congregar en ese mismo lugar para “tomar determinaciones” y garantizar que el mandatario “se vaya”.

“El lunes le prometo, le garantizo que esa llama que volvimos a encender el día de las elecciones cuando declaramos el paro indefinido, esa llama se prende hoy y nuevamente este lunes se vuelve a prender”, exclamó el líder cruceño.

También sostuvo que “no estamos derrocando un Gobierno, sino estamos liberando toda una nación”.

“Es necesario que nosotros tomemos decisiones mucho más duras para que podamos consolidar el pedido de la renuncia”, refrendó Camacho.

Los líderes cívicos de ocho de los nueve departamentos bolivianos se reunieron el sábado antes de ir a la masiva concentración para decidir las nuevas medidas de presión ante la sospecha de un fraude electoral en las elecciones del pasado 20 de octubre y su determinación de que renuncie Morales a la Presidencia.

Tras una hilera de discursos, Camacho también leyó una carta que enviarán a los generales del ejército, Aviación y la Armada boliviana para que en “este momento tan dramático” “estén al lado del pueblo”.

“El que gobierna pasa, el pueblo perdura y Dios castiga”, sentenció Camacho.

cenas de personas se reúnen en una céntrica plaza para realizar una vigilia en memoria de los dos fallecidos en los conflictos posteriores a las elecciones generales del pasado 20 de octubre, este viernes, en La Paz (Bolivia). Foto: Martín Alipaz, EFE

Además, reiteró que el paro que llevan a cabo durante once días con bloqueo de calles continuará, pero que el lunes se pondrá “un punto final” a “esta tarea” cuando Morales deje el poder.

Morales minimizó en un discurso este sábado la repercusión de las movilizaciones en Santa Cruz a “mil, dos mil personas”, en una ciudad de más de millón y medio de habitantes.

Después de que murieran dos personas en enfrentamientos entre ambos grupos, el mandatario llamó el pasado jueves a cesar las protestas, tanto de quienes piden su renuncia, como a los sectores afines que se movilizaban en su apoyo.

Por su parte, el órgano electoral realizó el viernes la firma de los resultados que dan la victoria a Evo Morales, un formalismo previsto en el cronograma electoral, y advirtió de que no es posible anular los comicios como pide una parte de la sociedad boliviana.

El portavoz del Comité Nacional de Defensa de la Democracia (CONADE) que aglutina a la oposición, Rolando Villena, ha pedido a la Organización de Estados Americanos (OEA) el repliegue de la misión de técnicos y auditores sobre el proceso electoral boliviano, porque su trabajo no genera confianza ni credibilidad en la ciudadanía boliviana.

Ante esta situación, una delegación de la Organización de Estados Americanos (OEA) realiza desde el jueves una auditoría a los comicios.

Vamos a ser respetuosos a las conclusiones del informe de la OEA y los países, y esperamos que sea un informe técnico-jurídico y no político”, manifestó el mandatario boliviano en un acto en la entrega de una graderías en una población del departamento central de Cochabamba.

Evo Morales fue declarado ganador de los comicios por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) con un 47,08 por ciento de los votos, mientras que su principal rival, Carlos Mesa, quedó en segundo lugar con un 36,51 por ciento de los sufragios.

La legislación electoral boliviana establece la victoria directa en primera vuelta del candidato que logre más del 40 por ciento de votos y diez puntos de ventaja frente a su rival, lo que daría la victoria directa a Morales sin necesidad de la segunda vuelta que exigen la oposición y organismos como la OEA.

El detonante de las sospechas de manipulación del voto se dio durante la noche electoral cuando el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) se interrumpió durante más de 23 horas. Al reanudarse, se produjo un cambio a favor del oficialismo que muchos tildan de “inexplicable”.

Un repentino cambio de tendencia del cómputo provisional, que pasó de prever una segunda vuelta entre Morales y el opositor Carlos Mesa a augurar un triunfo en primera ronda del mandatario boliviano.

Con información de EFE e Infobae

A %d blogueros les gusta esto: