21 septiembre, 2022

El desafío de la seguridad energética para México

Las prospectivas económicas mundiales que afectan el entorno energético nacional

  • La guerra y la paz giran alrededor de la energía
  • Sin funcionar aún el modelo energético mexicano
  • La producción de energía y la demanda de ella en México es insuficiente
  • Presiones internacionales y decisiones nacionales coyunturas de la estabilidad de la seguridad energética 

Mtro. en Seguridad Nacional Alejandro Márquez González, 

Centro de Estudios Superiores Navales.

El Consejo Mundial de Energía (CME) desarrolló el concepto del “Trilema Energético” con el fin de proponer modelos para obtener energía de una forma segura, asequible y respetuosa con el medio ambiente para coadyuvar a los legisladores a enfocar sus acciones a la creación de marcos políticos predecibles y estables.

El trilema energético es el análisis transversal de la Seguridad energética entendida como “la gestión eficaz del suministro energético primario proveniente de fuentes nacionales y extranjeras, la integridad de las infraestructuras energéticas y la capacidad de satisfacer la demanda actual y futura por parte de los proveedores energéticos” (Consejo Mundial de Energía, 2017). Así como la Sostenibilidad medioambiental que “Consiste en la consecución de la eficacia en materia energética, tanto desde el lado de la oferta como desde el de la demanda, y en el desarrollo del suministro energético de fuentes renovables y poco dependientes del carbono” (Consejo Mundial de Energía, 2017), y finalmente, la Igualdad energética como suministro asequible al que pueda acceder toda la población.

Sin embargo, el Centro de Investigación en Política Pública (IMCO), advierte diversas amenazas y riesgos como “la prolongación del conflicto provocado por la invasión rusa en Ucrania y la relajación de los confinamientos en China que presionarán más el desbalance en los mercados energéticos” (Carrillo, 2022).

Aunado a ello, el mapa de yacimientos de hidrocarburos presenta un anillo que “abarca una parte de la Ex Unión Soviética y gran parte de Medio Oriente. 70% de las reservas mundiales de petróleo y 65% de las reservas mundiales de gas están concentrados en esa región” (Ghadimi, 2007). Por lo que es posible concluir que la militarización del Medio Oriente no es el Islam, ni el fundamentalismo islámico, ni el terrorismo, Ni Rusia iniciando una nueva guerra fría. La explicación para la presencia masiva de los ejércitos occidentales se encuentra en los enormes yacimientos de hidrocarburo y sus ganancias.

INTERACTIVO - Mapeo de los oleoductos y gasoductos del mundo

Fuente: EnerNews, mapeo y gasoductos en el mundo, 12 diciembre 2021.

Lo anterior es el principio del desequilibrio del trilema energético mundial, el cual afecta la economía mundial y los distintos campos de poder, a saber: político, militar, social, diplomático, tecnológico, ambiental y salud.

Impactos del desequilibrio energético en México

Para México, los cambios internacionales en materia energética y el agotamiento del modelo de extracción del petróleo en el país llevó a la aprobación de la Reforma Energética de diciembre de 2013, por lo que la política energética nacional transitó de un modelo de gestión público a otro de carácter mixto. 

No obstante, pese a que, en el ámbito internacional el país ha suscrito 49 acuerdos bilaterales y 32 con foros y organismos multilaterales vinculados al sector  (Secretaría de Energía, 2017), el tema de “seguridad energética” no ha sido previsto en los diversos instrumentos internacionales suscritos por el Estado mexicano en materia energética.

La actual administración afirma que esta reforma energética impuesta por el régimen anterior “causó un daño gravísimo a Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad, empresas productivas del Estado que ya venían sufriendo el embate de los designios privatizadores. En el sexenio pasado la producción petrolera cayó en una forma tan sostenida que México pasó de ser exportador a importador de crudo y combustibles refinados” (Presidencia de la República, 2019). Sin embargo, la producción de las entidades privadas fue insignificante, a pesar de las ventajosísimas condiciones en las que recibió las concesiones correspondientes.

Por lo que propuso rehabilitar las refinerías existentes, la construcción de una nueva refinería y la modernización de las instalaciones generadoras de electricidad propiedad del Estado.

Y expresó, en un tono político, que se superarán mediante el diálogo los conflictos con poblaciones y comunidades generados por instalaciones de Pemex y la CFE, así como las inconformidades sociales por altas tarifas. La transición energética dará pie para impulsar el surgimiento de un sector social en ese ramo, así como para alentar la reindustrialización del país (Presidencia de la República, 2019).

Lo que no se previó fue el impacto de la pandemia y los mecanismos de respuesta que se han desarrollado, los cuales deterioraron el crecimiento económico a mediano plazo, derivando en un cambio hacia una economía global más localizada y menos entrelazada y el rápido aumento de los niveles de deuda global, además de los futuros desafíos por las medidas y respuestas de sus principales socios comerciales entorno al artículo 8 del TMEC. 

Las prospectivas económicas mundiales que afectan el entorno energético nacional

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) prevé que el PIB mundial aumente de $125 billones en 2020 a casi $270 billones en 2045 y se espera que China e India juntas representen el 37 % del PIB mundial en 2045 (OPEC, 2021). 

Se espera que la demanda de energía primaria fuera de la OCDE constituya más del 70% de la demanda mundial de energía primaria a largo plazo, aumentando de 174 millones de barriles de petróleo equivalente por día (mboe/d) en 2020 a 252 mboe/d en 2045. Este crecimiento se atribuye principalmente al aumento de la población y al crecimiento de las economías en Asia, África y Oriente Medio. 

Fuente: OPEC, reservas mundiales probadas de crudo, 2021.

Se prevé que la demanda primaria de petróleo aumente a largo plazo de 82,5 mboe/d en 2020 a 99 mboe/d en 2045. A pesar de la desaceleración del crecimiento de la demanda de petróleo en la segunda parte del período de pronóstico y el fuerte crecimiento de otras fuentes de energía, renovables, gas y nuclear, se espera que el petróleo conserve la mayor participación en la combinación energética mundial durante todo el período. En 2020, el petróleo representó el 30% de las necesidades energéticas mundiales. Junto con la recuperación de la demanda de petróleo posterior a la pandemia, se prevé que la participación del petróleo aumente gradualmente a un nivel de más del 31 % para 2025, antes de que comience a disminuir y alcance el 28 % para 2045 (OPEP, 2022).

Fuente: OPEC, Demanda mundial de crudo, 2021.

Fuente: OPEC, Producción mundial de crudo, 2021.

Fuente: OPEC, Reservas mundiales de gas, 2021.

Fuente: OPEC, Producción mundial de gas cormercial, 2021

Asimismo, se proyecta que la demanda de otras energías renovables se expanda de 6,8 mboe/d en 2020 a 36,6 mboe/d en 2045, lo que representa la mayor contribución incremental a la combinación energética futura. Además, también es la fuente de energía de más rápido crecimiento con su participación en la combinación global de energía primaria por encima del 10 % en 2045, frente a solo el 2,5 % en 2020. Esto se debe a la caída de los costos y las políticas centradas en la reducción de emisiones. La demanda de gas aumentará en 21,6 mboe/d entre 2020 y 2045. Esto eleva la demanda total de gas a 85,7 mboe/d en 2045, convirtiéndose así en el segundo combustible más importante de la matriz energética (OPEC, 2021).

Fuente: OPEC, Población, 2021.

En contraste, se espera que la población mundial alcance los 9500 millones de personas para 2045. Las tendencias demográficas futuras están marcadas por el envejecimiento de la población, el aumento de la población en edad de trabajar y el aumento de las tasas de urbanización y migración (OPEC, 2021) y se proyecta mundialmente un aumento en la tasa de migración neta de aproximadamente 4,7% para 2045, lo que se interpreta que existirá un mayor movimiento de la economía mundial, pero con un muy alto y progresivo aumento de la población, que en conjunto con todos los sectores gubernamentales y privados acrecentarán la demanda de energéticos que vulneran la Seguridad Energética.

Seguridad Energética

La Seguridad Energética se concibe como parte de la Seguridad Nacional, con repercusiones en los sectores civil, militar, institucional y empresarial, que es asumida funcionalmente por la administración pública y las compañías del sector, con el propósito de traducirse en mejoras de los niveles de protección sectorial, en el fortalecimiento de posiciones en el escenario energético global y en una mayor eficiencia operativa y de resultados económicos  (De Espona, 2010).

Es entendida como la garantía de abastecimiento de los recursos energéticos necesarios para el funcionamiento de la economía y la sociedad a precios razonables. Es un elemento clave en las estrategias de seguridad de la mayoría de los países, sobre todo de aquellos una fuerte dependencia exterior. (Irastorza, 2017) 

La sinergia energética desde una perspectiva estratégica se basa en la relación entre actores estatales y corporativos, con intereses generalmente distintos pero coincidentes en varios aspectos, estas relaciones son formales que se realizan a través de contratos; más aún, en el plano internacional se materializan en diversos instrumentos jurídicos, como a continuación se mencionan.

A nivel  bilateral, México ha suscrito 9 acuerdos en materia energética con los países de América del Norte, 3 con Canadá y 6 con Estados Unidos.

Con los países de Europa, se mantienen 17 instrumentos jurídicos con Alemania (3), Dinamarca (3), España (1), Francia (2), Italia (1), Noruega (2), Países Bajos (2), Reino Unido (2) y la Federación Rusa (1).

En Asia-Pacífico, México ha signado cuatro instrumentos: 1 con Corea del Sur, 1 con la India y 2 con Japón.

Los países de América Latina y México mantienen 13 instrumentos vinculados al sector energético: 4 con Belice, 1 con Cuba, 6 con Guatemala, 1 con República Dominicana y 1 con Venezuela.

Con los países de Medio Oriente se han suscrito 5 instrumentos jurídicos: 1 con Arabia Saudita, 2 con Catar, y 1 con Emiratos Árabes Unidos y Kuwait, respectivamente.

En el caso de África sólo se ha suscrito un Memorándum de Entendimiento con la República de Sudáfrica.

A nivel multilateral, México mantiene ha suscrito 32 instrumentos jurídicos vinculados al sector y mantiene su presencia en foros internacionales en los que se aborda el tema energético, como sería el caso del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la Organización de las Naciones Unidas, la Organización Marítima Internacional, la Asociación de Estados del Caribe para la Cooperación Regional, el Foro Económico Mundial para América Latina, el Foro Internacional de Energía, la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), la Alianza de Energía y Clima de las Américas (ECPA), el organismo internacional de Energía Atómica, la Agencia de Energía Nuclear de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo económicos (AEN/OCDE) y la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA).

Aun cuando México no forma parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), durante los últimos años ha asistido a las reuniones de esta organización con el propósito de coadyuvar a la estabilización del precio del crudo en los mercados internacionales.

Los desafíos de México en seguridad energética

Para la CME las prioridades cambiantes en el sector energético con un impulso creciente hacia un futuro más bajo en carbono, las tecnologías disruptivas, incluidas las energías renovables y la eficiencia energética, están afectando las principales prioridades de acción de los líderes energéticos a nivel mundial desde 2017.

Las energías renovables tuvieron un alto impacto en todas las regiones identificadas en una encuesta realizada entre más de 1.200 líderes energéticos de 95 países. La energía solar ha tenido un inmenso crecimiento en su capacidad instalada y alcanzó los 227 GW a finales de 2015, en tanto que la capacidad de generación de energía eólica global aumentó a una tasa del 17,2% en 2015 World Energy Issues Monitor 2017: “Exposing the new energy realities” (Consejo Mundial de Energía, 2017).

En México, la prospectiva es la tendencia a un mayor aumento del consumo de gas natural, menor producción de gas, menores reservas y mayor importación de este recurso energético (SENER, 2022).

Fuente: SENER, Producción importación y producción de gas seco, marzo 2022.

Fuente: SENER, Reservas, producción de gas natural, marzo 2022

En tanto la producción de gas y petróleo se encuentra en alrededor de 1600 barriles diarios reportados al final del junio de 2022, siendo que en junio de hace seis años la producción era superior a los 2600 barriles diarios. Lo que puede evidenciar que no se ha recuperado o no hay estabilidad en el sector energético mexicano (CNH, 2022).

Fuente: CNH, Producción nacional de gas y petróleo, junio 2022.

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó, el 24 de agosto del 2022, que las presiones en materia energética con los gobiernos estadounidense y canadiense, son un asunto político. Asimismo, adelantó que revisarán con Antony John Blinken, titular del Departamento de Estado de EE.UU., el tema del T-MEC.

Tatiana Clouthier Carrillo, titular de la Secretaría de Economía del Gobierno Federal, afirmó, el 23 de agosto del 2022, que las consultas solicitadas por Estados Unidos y Canadá, en el marco del T-MEC, por desacuerdos con la política energética de México, no deben generar pánico, ni alarma en la sociedad.

“No fuimos capaces de ponernos de acuerdo en el tema de las consultas y entonces pasamos al proceso contencioso que se llama panel y que ahorita estamos con Estados Unidos en el tema de reglas de origen y esto se resolverá de qué manera si nos beneficiara o no o tendremos una razón o no para finales del mes de noviembre”, comentó Clouthier Carillo, quien finalizó afirmando que el mecanismo de respuesta rápida laboral es una novedad del T-MEC, ello con respecto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Antony John Blinken, titular del Departamento de Estado de EE.UU. visitará México el 11 o 12 de septiembre del presente año, para sostener una reunión en torno al Diálogo Económico de Alto Nivel (DEAN) entre los dos países, según lo informó, el 23 de agosto del 2022, Marcelo Ebrard Casaubón, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció, el 22 de julio del 2022, que responderá a los Gobiernos de Estados Unidos y Canadá por los desacuerdos con la política energética implementada por su Administración, durante el desfile militar, con motivo del aniversario de la Independencia nacional, que se llevará a cabo el 16 de septiembre del presente año.

Keneth Lee Salazar, titular de la Embajador de Estados Unidos en México, señaló, el 22 de julio del 2022, que el desacuerdo de México en el marco del T-MEC por las políticas energéticas del Gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, debe ser abordada con determinación y seriedad para una resolución expedita.

“El T-MEC se aprobó con sólido apoyo bipartidista y de la iniciativa privada estadounidense. Líderes empresariales, laborales y políticos en Estados Unidos, México y Canadá visualizaron los beneficios del T-MEC para mejorar el comercio, salvaguardar derechos de los trabajadores y proteger el ambiente”, agregó Salazar.

México recibió, el 20 de julio del 2022, la solicitud formal de consultas de su homólogo de Estados Unidos por la política energética mexicana, con lo se inicia la primera etapa del mecanismo general de solución de controversias del T-MEC, según dijo la Secretaría de Economía Federal, que también recordó que es la cuarta vez que se usa dicho mecanismo, desde que entró en vigor el Tratado, el 1 de julio del 2020.

“A partir de esta fecha, ambos países tienen un periodo de 75 días para solucionar la controversia durante esta etapa. En caso de no llegar a un acuerdo mutuamente satisfactorio sobre la correcta aplicación e interpretación de estas disposiciones, Estados Unidos podrá solicitar el establecimiento de un panel para que decida sobre este asunto”, detalló la institución.

La posición estadounidense es que “hemos expresado repetidamente serias preocupaciones sobre una serie de cambios en las políticas energéticas de México y su consistencia con los compromisos bajo el T-MEC. Estos cambios de política afectan los intereses económicos de EU en múltiples sectores, y desincentivan la inversión de los proveedores de energía limpia y de las empresas que buscan comprar energía limpia y confiable”, señala la representante comercial de EE UU, Katherine Tai (Cota, 2022).

Canadá afirma que está de acuerdo con Estados Unidos en que estas políticas son inconsistentes con las obligaciones de México en el TMEC “Nos estamos uniendo a Estados Unidos en la toma de medidas mediante el lanzamiento de nuestras propias consultas en el marco del TMEC para abordar estas preocupaciones, al tiempo que apoyamos a Estados Unidos en su desafío”, dijo Alice Hansen, portavoz del ministerio de Comercio Internacional de Canadá, Mary Ng, en un comunicado enviado a la agencia británica Reuters (Álvarez Acevedo, 2022).

México se enfrenta a los reclamos comerciales de inversionistas de empresas energéticas estadounidenses. Su alegato es que las reglas del Tratado de México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) se han roto, pues el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha privilegiado a las empresas locales de hidrocarburos y electricidad, fracturando así el acuerdo comercial vigente.

La inconformidad se ha extendido al gobierno canadiense. Este ha anunciado que apoyará al gobierno de Joe Biden en la revisión de las políticas mexicanas que afectan, según su perspectiva, algunas de las reglas del T-MEC en materia de energía (Munguía, 2022).

Luego de que Estados Unidos solicitó consultas en el marco del T-MEC en materia energética, la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), advirtió la inconveniencia de una controversia con ese país pues afectará la economía del país y las familias mexicanas por restricciones al comercio e imposición de aranceles. (Páez, 2022)

Conclusiones

De acuerdo al análisis del Consejo Mundial de Energía, la volatilidad del precio de las materias primas sigue siendo la principal incertidumbre crítica junto con los cambios en el poder geopolítico debidos a un renovado enfoque en la política estadounidense, el Brexit y la incertidumbre sobre la cohesión de la UE, así como las guerras presentes y futuras (Consejo Mundial de Energía, 2017).

Los nuevos riesgos físicos y virtuales: los ciberataques están planteando amenazas aún mayores al sector energético (como pasó en el ataque cibernético a PEMEX en el 2019).

El CME converge en que hay una conciencia cada vez mayor entre los formuladores de políticas en muchos países de que es necesario acelerar las acciones para abordar el cambio climático, lo que recientemente ha resultado en nuevas y ambiciosas intenciones políticas para lograr emisiones netas cero para 2050. Varios países y regiones importantes, incluida la Unión Europea (UE), los Estados Unidos (EE. UU.), Japón, el Reino Unido (RU), Canadá y Brasil han propuesto hojas de ruta para cumplir estos objetivos, con China apuntando a un crecimiento neutral en carbono para 2060.

Al mismo tiempo, existe una mayor aceptación pública de productos y servicios con una menor huella ambiental y un estado de desarrollo tecnológico que ofrece soluciones, incluso si tienen un costo más alto. Estas tendencias se observan en un momento en que los planes de recuperación posteriores a la COVID-19 en algunas de las principales economías brindan importantes fuentes de financiamiento que podrían acelerar la transición energética.

Los instrumentos jurídicos firmados por México en los ámbitos bilateral y multilateral representan un nicho de oportunidad que debe ser explotado para apoyar el desarrollo del sector energético mexicano a través de una estrategia más conciliadora a nivel diplomático y mayormente más humana en el ámbito interno.

El análisis de México debería realizarse a través del equilibrio del trilema energético, tomando en cuenta que los estudios de energía en el país carecen de una visión multidimensional, es decir, la transversalidad de la sostenibilidad medioambiental para la seguridad energética de las distintas energías provenientes del carbono, el sector eléctrico, energías limpias y las disruptivas para atender una demanda cada vez más creciente de las siguientes generaciones de la población, los cuales deben acceder a ella en condiciones de igualdad.

Importante será también mejorar las estrategias demográficas y educativas que concienticen sobre el cuidado ambiental y el buen uso de los recursos energéticos. 

La energía en tiempos de pandemia y guerra pone en riesgo la estabilidad energética del país, de la cual depende en gran medida de las próximas toma decisiones gubernamentales en esta materia, de las afectaciones internacionales derivadas de la economía mundial, las acciones trilaterales de América del Norte, antagonismos a la seguridad nacional y factores adversos origen natural o antropogénicos.

-0-0-0-0-0-

Referencias

Álvarez Acevedo, C. (24 de agosto de 2022). Presiones de EU y Canadá por energía, es asunto político, dice AMLO; revisará con Blinken el T-MEC. Obtenido de zetatijuana.com: https://zetatijuana.com/2022/08/presiones-de-eu-y-canada-por-energia-es-asunto-politico-dice-amlo-revisara-con-blinken-el-t-mec/

Carrillo, J. (9 de junio de 2022). IMCO. Obtenido de Los mercados energéticos y las pérdidas para México: https://imco.org.mx/los-mercados-energeticos-y-las-perdidas-para-mexico/

Castillo Coto, A. L. (septiembre 2018 de 2018). Un acercamiento al impacto de las tecnologías disruptivas. Ecuador: Revista Metropolitana de Ciencias Aplicadas.

CNH. (junio de 2022). Producción de petróleo y gas. Obtenido de https://produccion.hidrocarburos.gob.mx/

Consejo Mundial de Energía. (2017). CME: Las tendencias y tecnologías disruptivas emergentes encabezan la la agenda enegética mundial. Obtenido de https://www.worldenergy.org/publications/2017/2017-world-energy-issues-monitor/

Cota, I. (22 de julio de 2022). El País. Obtenido de EE UU sube la presión y pide consultas bajo el TMEC sobre las políticas energéticas de México: https://elpais.com/mexico/2022-07-20/ee-uu-sube-la-presion-y-pide-consultas-bajo-el-tmec-sobre-las-politicas-energeticas-de-mexico.html

De Espona, R. J. (2010). El moderno concepto integrado de seguridad energética. España: Instituto español de Estudios estratégicos.

Ghadimi, B. (7 de enero de 2007). Ecoportal. Obtenido de Petróleo y conflicto militar en el medio oriente: https://www.ecoportal.net/Temas-Especiales/Energias/Petroleo_y_conflicto_militar_en_el_medio_oriente/

Irastorza, B. (15 de agosto de 2017). Beanomics. Obtenido de ¿Qué es la Seguridad Energética?: https://beanomics.wordpress.com/2012/11/28/que-es-la-seguridad-energetica

Munguía, A. (02 de agosto de 2022). T-MEC: La disputa de México con Estados Unidos por su política energética. Obtenido de LexLatin: https://lexlatin.com/reportajes/t-mec-la-disputa-de-mexico-con-estados-unidos-por-su-politica-energetica

OPEC. (2021). World Oil Outlook 2045. Viena: Organización de Países Exportadores de Petróleo.

OPEP. (2022). Annual Statistical Bulletin 2022. Viena: OPEC.

Páez, A. (07 de julio de 2022). Crónica. Obtenido de Alerta Concamin sobre inconveniencia de controversia con EU por tema energético: https://www.cronica.com.mx/nacional/alerta-concamin-sobre-inconveniencia-controversia-eu-tema-energetico.html

Presidencia de la República. (2019). Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024. México: Diario Oficial de la Federación.

Secretaría de Energía. (15 de agosto de 2017). Sener. Obtenido de Las relaciones internacionales de la Secretaría de Energía: http://www.gob.mx/sener/articulos/las-relaciones-internacionales-en-la-secretaria-de-energia, 

SENER. (junio de 2022). Prontuario Estadístico junio 2022. Obtenido de https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/750629/202206_Prontuario_Final.pdf

Artículo publicado en la Revista POLIGRAFO, Política Gráfica Objetiva. Descárgala gratis aquí

A %d blogueros les gusta esto: