21 octubre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Lozoya entregará 160 horas de material audiovisual

MÉXICO, D.F., 12MARZO2013.- Emilio Lozoya Austin, director general de Petróleos Mexicanos durante el Foro de Discusión, Mesa 2, Propuestas de Reforma Energética que se realizó en un hotel del Centro Histórico. FOTO: RODOLFO ANGULO /CUARTOSCURO.COM

Ciudad de México.- Con Emilio Lozoya Austin camino a México, se espera que la administración de Andrés Manuel López Obrador pueda retomar el rumbo y la aprobación social, en medio de una crisis económica y sanitaria sin precedentes.

Aunadas a las poco populares decisiones del Ejecutivo sobre el manejo de la pandemia y las restricciones financieras.

El exdirector de PEMEX durante el gobierno de Enrique Peña Nieto es señalado por diversos actos de corrupción como funcionario público así como ser enlace en el financiamiento de Odebrecht a la campaña del entonces candidato del PRI a la presidencia de México.

De acuerdo a las acusaciones, Lozoya recibió de la constructora brasileña Odebrecht y de Altos Hornos de México (AHMSA), la cantidad estimada es de USD 12.9 millones, las transferencias se realizaron a cuentas en Suiza ligadas a él y a su familia.

También se le involucra en presuntos sobornos a legisladores a cambio de que aprobaran la reforma energética.

De acuerdo con Reforma, la información que fuentes cercanas al caso les dieron, habría una buena cantidad de funcionarios de distintos niveles que aceptaron los sobornos y participaron en la aprobación de la misma en diciembre del 2013.

Estos pagos habrían ocurrido en las oficinas del ex director general, ubicadas en la Torre de Pemex. Dentro de los negociadores de oposición del senado estaban Salvador Vega Casillas, Jorge Luis Lavalle, Raúl García Guzmán, Francisco Domínguez e incluso, el actual gobernador morenista del estado de Puebla, Miguel Barbosa.

Mientras que por la Cámara de Diputados se encuentran figuras como Arturo Escobar y Pablo Escudero.

No obstante, Lozoya Austin llegó a un acuerdo con las autoridades mexicanas para mostrar 18 horas de grabación que comprueban actos de corrupción para aprobar dicha reforma impulsada al inicio del sexenio de Peña Nieto.

Fue el propio presidente López Obrador quien refirió que existe un compromiso para que Lozoya hable de Odebrecht y otros ilícitos cometidos en la anterior administración, lo que deja abierta la puerta para que involucre a más ex integrantes del gabinete peñista.

Lozoya fue capturado el pasado 12 de febrero, sin embargo su extradición se concreta 155 días después de que fuera detenido en Málaga y  tras un año de que la Fiscalía General de la República (FGR) solicitara a la Interpol  la emisión de una ficha roja para localizar y aprehender al ex funcionario.

Es acompañado por el agregado de la Fiscalía General de la República (FGR), en España y Europa, Luis Alejandro Cervantes Vázquez. Se espera que lleguen en la madruga de este viernes.

Ocupó el cargo como director de la petrolera mexicana del 2012 al 2016 y fue inhabilitado por la Secretaría de la Función Pública por 10 años.

Odebrecht

En el caso de la constructora brasileña se le acusa de recibir al menos USD 9.5 millones en sobornos con el fin de favorecerlos con la asignación de contratos.

El ex director de Odebrecht, Luis Alberto Meneses Weyll, señaló que el ex director de Pemex fungió como enlace entre la empresa e importantes empresarios mexicanos para asociarse y ganar contratos de obra. Es señalado como autor material del lavado de dinero de los mega sobornos que, supuestamente, operó entre 2009 y 2012.

En el caso de AHMSA también recibió sobornos de aproximadamente USD 3.4 millones para favorecerle en contratos del sector fertilizante, que es la denuncia que presentó Pemex en marzo del 2019.

Fue en el 2013 que el ex director de la petrolera mexicana promovió la compra de la planta fertilizantes Agro Nitrogenados a AHMSA, la transacción se realizó a un sobreprecio de USD 500 millones cuando el valor aproximado era de entre USD 50 y 240 millones.

Octavio Romero Oropeza, director de Pemex, dio a conocer en enero que la petrolera compró acciones de la  constructora de navíos llamada Hijos de J. Barreras, aunque éste iba a comenzar un proceso de quiebra, la inversión fue de 51 millones de euros para comprar el 51 por ciento.

La transacción se realizó en noviembre del 2013 y estuvo a cargo del Consejo de Administración de PMI HBV, filial de la petrolera mexicana. Y en mayo del 2020, PMI HBV remató su participación en el astillero por 5.1 millones de euros (cerca de 130 millones de pesos, de acuerdo con el tipo de cambio), de acuerdo con un reporte que envió a la Comisión de Valores de Estados Unidos.

Por su parte, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dio a conocer la semana pasada que indaga la posible participación de Emilio Lozoya Austin, ex director de Petróleos Mexicanos (Pemex), en el robo de combustible en altamar.

Santiago Nieto Castillo, explicó a El Economista que “se trata de actividades ilícitas ocurridas en los años en que Lozoya era director general de Pemex. El robo se hizo a embarcaciones que transportaban combustibles. Aquí aparece otra ver una vínculo con Odebrecht, a través de una empresa donde los brasileños tenían participación”.

ACUERDOS

Emilio Lozoya entregará a las autoridades mexicanas videograbaciones que contienen 160 horas de material audiovisual en los que aparecen legisladores e importantes políticos mexicanos que recibieron sobornos para aprobar la reforma energética, así como otras iniciativas.