29 noviembre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Otorgan amparo al Presidente de Altos Hornos de México

Ciudad de México.- El empresario Alonso Ancira, presidente de Altos Hornos de México (AHMSA), acusado por corrupción en el caso de la venta a Pemex del complejo agroquímico Agro Nitrogenados, obtuvo un amparo definitivo contra la orden de aprehensión en su contra emitida el 25 de mayo del año pasado.

La empresa informó en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores, que la justicia federal instruyó al juez de control adscrito en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México a dictar “todas las determinaciones que se deducen del fallo favorable”.

Fue el juez tercero de distrito en el estado de Chiapas quien concedió un amparo a Ancira, en el que declaró que el delito de lavado de dinero, por el que fue acusado por la FGR y por el que se solicitó su extradición ya no puede ser perseguido pues ya prescribió.

Los alcances de la sentencia de amparo establecen que “dada la extinción de la acción penal decretada, debe ordenar la cancelación del mandato de captura emitido en contra del aquí quejoso”, se ordena al juzgador en la Ciudad de México.

Esta orden de aprehensión dio origen a la ficha roja de Interpol, así como a la posterior solicitud de extradición presentada ante la justicia española, donde fue capturado el empresario.

El documento empresarial señala que desde el primer momento, tanto Ancira como AHMSA rechazaron la existencia del supuesto delito, ya que los fondos involucrados en las trasferencias utilizadas para configurar la acusación provenían de cuentas bancarias regulares de la empresa y obedecieron un contrato de servicios entre particulares.

Ancira es señalado en México por la venta de la planta de fertilizantes Agro Nitrogenados (la cual estaba en desuso) a Pemex, por casi 500 millones de dólares, por lo que se consideraba que la petrolera la había comprado a sobreprecio.

Sobre la operación de compra-venta de plantas de fertilizantes, instalaciones y servicios que comprendían el complejo petroquímico, AHMSA señaló que solicitó el avalúo independiente de la compañía Barclays y finalmente se basó en avalúos oficiales.

En el comunicado, la empresa acusa que la acción penal contra Ancira generó la cancelación de créditos bancarios y comerciales, así como pedidos, y originó un impacto por más de 350 millones de dólares a la compañía, además de daño en todos sus operaciones financieras y productivas.

Hasta hoy, Ancira permanece sujeto a proceso de extradición en España, mismo que sigue en libertad bajo fianza.

Mientras que en México, Emilio Lozoya está vinculado a proceso por lavado de dinero pero permanece sujeto a libertad condicionada y bajo la figura de testigo protegido.

La FGR puede impugnar la sentencia de amparo, sin embargo hasta el momento no han señalado si seguirán ese proceso.

Por su parte, tras darse a conocer la medida, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) decidió suspender por seis meses al secretario del Juzgado Tercero de Distrito de Chiapas que otorgó el amparo.

La Judicatura argumentó que se le inició una investigación por la presunta responsabilidad de haber “descuidado el desempeño de sus funciones, de conformidad con la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación”.

La suspensión se da porque el secretario declaró la prescripción “de cierta acción penal, cuando ya otro Juzgado de Distrito en la Ciudad de México (CDMX) había resuelto, previamente, que dicha acción no se encontraba prescrita”.

El juzgador resolvió este 19 de agosto que la acción penal que motivó la orden de aprehensión contra Ancira estaba prescrita, por lo que mantener vigente un procedimiento penal implica que la autoridad no imparta justicia de forma adecuada, violentando las normas del debido proceso.ADVERTISING

“No queda duda que el plazo de prescripción transcurrió del año 2012 al año 2015; en consecuencia, es evidente que la omisión en la que incurrió la autoridad combatida es existente e inconstitucional”, señaló en la sentencia del amparo.

Ante esta decisión, el Consejo de la Judicatura informó que el secretario sancionado conocía “plena y formalmente” la resolución del juzgado de la Ciudad de México, quien consideraba que la imputación contra Ancira no había prescrito.

También destacó que el secretario sancionado “actuó en funciones de juez” ante el receso del titular del Juzgado.

(Con información de El mañanero, Expansión, Animal Político y El Universal)