30 octubre, 2020

Polígrafo Mx

Noticias y Análisis Político

Congreso de Tabasco desaparece poderes en Macuspana

Tabasco.- Señalado por supuestos actos de corrupción, el alcalde de Macuspana emanado del partido Morena, Roberto Villalpando Arias, presentó su renuncia al cargo argumentando estar contagiado de COVID-19 por segunda ocasión.

Horas después dimitieron los 11 regidores. Aunque los motivos no quedaron claros, se presume mal manejo de lo recursos municipales..

“Esto ya no tiene vuelta de hoja , yo no puedo hacer compromisos, viene otra persona a tomar el mando, solicité licencia el día de hoy. Tuve Covid hace cuatro meses; ahora dí otra vez positivo” dijo  Roberto Villalpando en las escalinatas del Palacio Municipal cuando se realizaba una protesta por la falta de obras en las comunidades.

Líderes de oposición acusaron que la salida de Roberto Villalpando y los 11 regidores se debe “a que no solo han incumplido a la gente, sino que están convertidos en saqueadores de las haciendas municipales” dijo Dagoberto Lara Sedas , dirigente estatal del PRI.

El diputado de Morena, Exequias Braulio Escalante Castillo, integrante de la Comisión Inspectora de Hacienda tercera,  refirió que  el  municipio   enfrentaba muchos problemas y que incluso había una inconformidad   por parte de todos los sectores del municipio por la falta de obras.

En marzo de este año pobladores de Villa Benito Juárez y otras localidades externaron  su inconformidad  en contra de Villalpando lanzando consignas en  un evento que encabezó el Presiente de México, Andrés Manuel López Obrador en la zona indígena.

Ante esta situación, el Congreso del Estado desapareció al Ayuntamiento de Macuspana, y designó a un Concejo de tres miembros que, desde el sábado, asumió el mando en el municipio donde nació el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

El Concejo Municipal está encabezado por el expriista Mauro Winzig Negrín, mientras que la doctora Diana Miranda White Castellanos y María Guadalupe Blandín Gil son segunda y tercera concejal, con sus respectivos suplentes.

En 2015, Winzig Negrín, ingeniero industrial, buscó por el PRI la diputación local de Macuspana, sin éxito; renunció al tricolor y se sumó a Morena en apoyo del proyecto político del ahora gobernador Adán Augusto López Hernández y del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Hasta este viernes 4, era secretario técnico de la mesa de seguridad estatal, cargo al que renunció para asumir como primer concejal de Macuspana.

“Desde 2015 que renuncié al PRI me sumé a cooperar en el proyecto de Adán Augusto en Morena y ayudando también el proyecto del presidente López Obrador”, manifestó.

Los diputados calificaron como graves las renuncias de los regidores de Macuspana y posible ingobernabilidad por el vacío de poder, por lo que con 34 votos a favor y uno el contra, aprobó el dictamen de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales para declarar la desaparición del Ayuntamiento por exhorto del gobernador Adán Augusto.

Posteriormente, con 27 votos a favor, 6 en contra y 2 abstenciones, se aprobó la integración del Concejo Municipal y se le tomó protesta para concluir el periodo del exalcalde Roberto Villalpando, hasta el 4 de octubre de 2021.

Previó a la sesión, el diputado del PRD y presidente de la Segunda Comisión Inspectora de Hacienda, Ricardo Fitz Mendoza, reveló que la cuenta pública 2019 de Roberto Villalpando (que asumió el cargo en octubre de 2018) tiene observaciones por 355 millones de pesos, “por diversas anomalías”.

Dijo que Macuspana es uno de los municipios que más recursos tiene por solventar y que corresponderá al Órgano Superior de Fiscalización del Estado (OSFE) presentar las denuncias penales en aquellos casos que así lo ameriten.

En mayo pasado, el Congreso del Estado también desapareció el Ayuntamiento del municipio de Jalapa y designó un Concejo Municipal de tres miembros, ante la renuncia de la alcaldesa morenista, María Asunción Silván Méndez y todos los regidores del Cabildo,

Este es el segundo alcalde que renuncia en lo que va de este año, el primero fue la presidenta del municipio serrano de Jalapa, María Asunción Silván Méndez y todos los regidores, señalados por presunta corrupción, nepotismo y graves violaciones a la ley.

Por lo que el Congreso de Tabasco declaró desaparición de poderes y en su lugar se nombró un concejo municipal.