vie. Sep 20th, 2019

Conacyt defiende comedor gourmet: Es un derecho, no un lujo

Mientras que Movimiento Ciudadano plantea que la directora de la institución renuncie a su cargo; en Morena observan que ese modelo podría incluso replicarse en otras instancias de gobierno.

Fotografía: Francisco García / Notimex.

Ciudad de México.- A pesar de los recortes presupuestales en áreas prioritarias para el desarrollo del país, para la titular del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el tener un comedor gourmet no es un exceso, sino una conquista laboral,

Así lo aseguró María Elena Álvarez-Buylla, luego de que se diera a conocer que esa institución firmó un contrato millonario para que sus trabajadores cuenten con dicho servicio.

El diario El Universal publicó que Conacyt pagó poco más de 15 millones de pesos (mdp) por un servicio de comedor que incluye un menú gourmet, en el que la mayoría de sus platillos -preparados con ingredientes orgánicos y bajos en grasas-, cuenta con una dieta avalada por un nutriólogo y varias opciones vegetarianas.

A través de su cuenta de Twitter, el Conacyt dijo que el comedor es parte de un “derecho laboral, no un lujo”, obtenido en beneficio del contrato colectivo de trabajo de quienes laboran en esta institución.

“Los menús del comedor de Conacyt corresponden con la dieta tradicional mexicana cuidando solamente, que no se les dé a los trabajadores ni a nosotros mismos, ahora que comemos ahí, alimentos que puedan traer tóxicos”, señaló la directora del Conacyt, para el programa «Así las cosas» de Carlos Loret de Mola, según rescata el propio periódico.

En este contexto, el senador de Movimiento Ciuddano (MC), Samuel García, puso sobre la mesa la opción de analizar la renuncia de la directora del Conacyt, tomando como antecedente el reciente caso de la ahora extitular de la Semarnat, Josefa González-Blanco, quien renunció por haber retrasado un vuelo comercial.

“¿Cuántas becas se podrían financiar con esos 15 millones de pesos, 10 mil al mes por estudiante. Es retrograda la actitud, su dirigencia y los recortes a los 27 centros de investigación”, escribió en un tuit.

Por el contrario, la diputada morenista María de los Ángeles Huerta del Río calificó de mal intencionada la información sobre el comedor del Conacyt y consideró que está fuera de contexto, ya que al desglosar la cantidad pagada por cada uno de los empleados, muestra un total de 50 pesos diarios por comida y desayuno.

Agregó que el Conacyt ha hecho un esfuerzo considerable para garantizar a los empleados y sus familias una alimentación balanceada y de bajo costo, con el uso de las instalaciones que ya existían y ponderando la compra de insumos a productores del campo mexicano.

Incluso, la legisladora de Morena sostuvo que el método que se lleva a cabo en el Conayt debe replicarse en otras instancias de gobierno, ya que promueven una alimentación sana, balanceada y sobre todo apoya a los campesinos mexicanos de forma directa para que haya productos de calidad en los comedores.

El menú contempla café, té o leche (que debe ser de almendras o de vaca, pero orgánica), jugos naturales, huevos al gusto, quesadillas, tlacoyos, chilaquiles o nopal asado. Para la comida, el menú suele incluir carne de cerdo orgánica, salmón, robalo, huachinango, pollo orgánico, arroz integral, cereales orgánicos, café de grano orgánico, tortillas de maíz nixtamalizado criollo y tlacoyos de productores campesinos sin transgénicos.

Además de agua fresca con jengribre y chía, barra de verduras y frutas. Y si gustan un postre, pueden comerlo y éste será elaborado con fruta natural y sin azúcar. Mientras que para los vegetarianos, el contrato estima lo siguiente: tener un menú sin carne para 30 personas, así como 10 ensaladas diferentes para que se puedan intercambiar y tener tres al día, y contar con opciones sin lácteos y pan de centeno o tortillas para las personas que no pueden comer gluten.

Con información de El Universal y Animal Político

A %d blogueros les gusta esto: