lun. Sep 16th, 2019

China exime de aranceles a algunos productos de EU, Trump responde el gesto

Washington y Beijing elevaron los aranceles a importaciones del otro valoradas en miles de millones de dólares. La iniciativa afectó a granjeros y fabricantes en ambos lados y alimentó el temor a que la economía global, que ya mostró signos de ralentización, pueda caer en la recesión.

Beijing.- China anunció este miércoles que eximirá al aceite industrial y algunas importaciones estadounidenses más de la subida de aranceles impuesta por Beijing en su guerra comercial con Washington. Las autoridades chinas mantuvieron las penalizaciones sobre la soya y otras grandes exportaciones de Estados Unidos antes de las negociaciones del próximo mes.

Esta iniciativa se suma a los indicios de que ambos gobiernos podrían estar preparándose para un conflicto prolongado al ajustar los controles de importación y tratar de encontrar nuevos mercados y proveedores de exportaciones alternativos.

Dieciséis productos, incluyendo lubricantes, harina de pescado para pienso animal y otros químicos quedarán exentos de los aranceles de hasta el 25 por ciento impuestos en respuesta a la subida decretada por Donald Trump para las importaciones chinas, detalló el Ministerio de Finanzas. En el caso de la soya, la mayor exportación estadounidense a China, y miles de productos más, no se aplicarán cambios.

Los negociadores se preparan para participar en conversaciones en Washington que buscan poner fin a la disputa comercial y tecnológica que amenaza el crecimiento de la economía de todo el mundo. El plan de diálogo calmó a los agitados mercados financieros, pero los economistas advierten que no ha habido indicios de avances y ni Beijing ni Washington ofrecieron concesiones para acabar con el bloqueo.

En la lista de importaciones de este miércoles hay materias primas para agricultura y fábricas, lo que sugiere que los líderes chinos quieren limitar los daños en sus propias industrias coincidiendo con la ralentización del crecimiento económico.

En respuesta, el presidente Donald Trump decide ahora retrasar dos semanas la entrada en vigor del incremento que había anunciado de los aranceles para productos importados por valor de 250.000 millones de dólares.

El plan era elevarlos del 25% actual al 30% a partir del próximo 1 de octubre. En su lugar se hará el 15 de octubre. Pekín comunicó este miércoles que eximía 16 productos importados estadounidenses del impuesto que iba a aplicar en respuesta a las acciones proteccionistas de Washington.

Trump explica en un mensaje en las redes sociales que se trata de “un gesto de buena voluntad” y que la decisión responde a una petición hecha por el viceprimer ministro chino, Liu He, principal negociador, porque el arancel iba a entrar en vigor coincidiendo con la celebración del 70 aniversario de la República Popular. Horas antes apreció públicamente que quedaran exentos de los aranceles chinos bienes como medicamentos, lubricantes y pesticidas.

En sus anteriores subidas arancelarias, Beijing evitó los chips de procesadores y otras tecnologías estadounidenses necesarias en la industria china.

Beijing se resiste a la presión de Washington para dar marcha atrás en sus planes para crear competidores globales, patrocinados por el estado, en robótica y otros sectores.

Washington, Europa, Japón y otros socios comerciales alegan que esos planes violan los compromisos de apertura de mercado de China y se basan en el robo o la presión a las empresas para que entreguen su tecnología.

Washington y Beijing elevaron los aranceles a importaciones del otro valoradas en miles de millones de dólares. La iniciativa afectó a granjeros y fabricantes en ambos lados y alimentó el temor a que la economía global, que ya mostró signos de ralentización, pueda caer en la recesión.

Con información de Bloomberg y El País

A %d blogueros les gusta esto: